Pensar rápido, pensar despacio

Pensar rápido, pensar despacio
Daniel Kahneman
Leyendo este libro uno no puede evitar preguntarse que se siente al escribirlo. El hecho de ponerse a escribir un volumen que reuna tus principales investigaciones y las de tú campo, que prácticamente creaste tú mismo, y que pueda eso ser un libro ameno, instructivo, debe de ser una auténtica gozada. Pues eso es lo que hace Daniel Kahneman, premio nobel de economía en este “PR, PD”.
Kahneman dedica la primera parte de su libro a resumir de una manera quizá algo simplista pero muy eficaz el funcionamiento de nuestro cerebro, es decir, de como usted y yo pensamos, en dos sistemas: uno, rápido e intuitivo; otro más lento y lógico. Todos nuestros procesos mentales conscientes no serían más que la actividad de estos dos sistemas tan diferentes pero complementarios.
Después de esto, el libro pasa a enumerar aquellos “sesgos cognitivos” por los que el autor y su difunto colega Amos Tversky (a quien está dedicado el libro) se convirtieron en célebres. Estos sesgos son patrones de nuestro pensamiento y de nuestra toma de decisiones, partes de diferente color de las gafas con las que vemos el mundo, y aunque en ocasiones tienen utilidad, otras nos condenan a equivocarnos. Especial atención dedica al de la sobreconfianza: casi todos creemos conducir mejor que la media, ser más atractivos que la media, y es una lástima que no todos podamos pensar así con razón.
El libro consigue hacer interesante y enganchar nada menos que enumerando y explicando muchas de nuestras imperfecciones como presuntos seres racionales. Es algo así como una anagnórisis de nuestra propia levedad, con muchos momentos de esos de pensar, “eso me pasa a mi…”.
Una maravilla de libro, de esos que deberían ser lectura obligatoria en institutos, universidades, pero al que nadie va a obligar y del que de usted depende leerlo o no.
Puntuación: 5/5.
Piensa aquí:
Fuera de España:
Thinking, Fast and Slow– Papel (inglés)