Mala ciencia

mala ciencia
Mala ciencia
Ben Goldcare
Comentamos un libro que nos ha divertido a la vez que enseñado, y su autor Ben Goldcare, médico (no está mal ese apellido…) psiquiatra, periodista, especializado en epidemiología… recuerda en algún momento al gran Richard Dawkins en su mezcla de desparpajo, sabiduría, sensatez, y ganas de enfrentarse con los que ellos consideran enemigos del conocimiento. Personajes geniales para tener como amigos pero terribles enemigos intelectuales.
El libro, que toma el nombre la columna que el autor escribía hasta el 2011 en el periódico The Guardian, se centra principalmente en analizar el enorme desconocimiento de como avanza la ciencia y la investigación, especialmente la médica, en nuestra sociedad, revelando lo sencillo que es engañar y manipular a la mayoría de la población a la que no se la ha enseñado a pensar de manera científica, objetiva, como método para poder sobrepasar nuestros sesgos y limitaciones en entender el mundo real.
El autor argumenta que industrias que mueven cientos de millones al año como la de la homeopatía (¡que está a punto de regularse en España!, legitimándose así de alguna manera), la cosmética una mal llamada “nutrición” como disciplina liderada por unos charlatanes, no han podido demostrar de manera científica que sus tratamientos sean útiles o eficaces. Quizá uno de los mejores capítulos y que ayuda a entender porque estos campos de “mala ciencia” están tan extendidos es el que explica para neófitos el efecto placebo, que nos remite a recordar el análisis que se hacía de los cuidados en el gran El mono desnudo. Para los que le criticaban como un médico defensor de la industria farmacéutica Goldcare escribió Mala farma: Cómo las empresas farmacéuticas engañan a los médicos y perjudican a los pacientes (Contextos) que seguro es otra gozada de libro crítico e inteligente.
El autor aborda en otros capítulos temas como la medicalización de la vida moderna o la enorme dificultad del ciudadano medio para entender cualquier información aportada en estadísticas minimamente complejas. El tratamiento de las informaciones científicas en los periódicos y demás medios de Inglaterra, como la de la falsa relación entre autismo y vacunación obligatoria, permite realizar ese análisis de preguntarse ¿en qué manos estamos? olvidándose de que hablamos de escándalos de hace solo unos años.
Debería ser un libro obligatorio en las facultades de medicina, de cualquier ciencia, y es una buenísima recomendación para divertirse y aprender a la vez.
Puntuación: 4/5.
Si lo quieres:

Mala ciencia (Divulgación)– Papel
Mala ciencia – Kindle